Cómo las infecciones por E. coli causan enfermedades peligrosas y afectan especialmente a los niños

Cómo las infecciones por E. coli causan enfermedades peligrosas y afectan especialmente a los niños
Publicidad
Comparte esto en:

Escherichia coli, conocida como E. coli, es un grupo diverso de bacterias que generalmente se encuentra en los intestinos de animales sanos y no representa ningún peligro. Sin embargo, algunas cepas de E. coli pueden causar enfermedades graves en los seres humanos, especialmente en los niños. Un reciente brote de E. coli en Alberta, vinculado a una cocina compartida en Calgary, ha afectado a cientos de niños en edad de guardería, causando síntomas gastrointestinales agotadores y enfermedad renal. ¿Cómo es posible que una bacteria común provoque tantos estragos en el cuerpo?

«Es una guerra continua»

«Las bacterias están en nuestro entorno en todas partes. Y es una guerra continua», afirma el Dr. Darren Markland, especialista en riñones. Algunas bacterias han desarrollado ventajas para dominar más territorio, incluyendo a los seres humanos. En el caso del brote de E. coli en Alberta, la cepa que afecta a los niños es O157, conocida por causar brotes anteriores y provocar devastadores problemas de salud.

Publicidad

E. coli se propaga a través del sistema gastrointestinal

La cepa O157 se encuentra en el tracto gastrointestinal de animales como el ganado, pero no les causa daño porque sus cuerpos no tienen los receptores adecuados para que la bacteria entre. Sin embargo, cuando los seres humanos consumen carne poco cocida o alimentos contaminados con heces de animales, el peligroso patógeno puede ingresar al cuerpo y desencadenar una serie de síntomas y complicaciones.

Principales impactos en los riñones

Los riñones son particularmente vulnerables a la toxina Shiga producida por la cepa O157 de E. coli. Esta toxina puede propagarse por todo el cuerpo y dañar los vasos sanguíneos, causando el síndrome urémico hemolítico (SUH) en algunos casos. Durante el SUH, los riñones dejan de funcionar correctamente y el cuerpo acumula más toxinas. No hay un tratamiento específico para revertir el daño renal, por lo que los médicos solo pueden ofrecer atención de apoyo.

Publicidad

Impactos en la salud a largo plazo

Las infecciones agudas por E. coli O157 pueden tener consecuencias duraderas en la salud, especialmente en personas vulnerables como niños y ancianos. Estos impactos pueden incluir el síndrome del intestino irritable, enfermedades inflamatorias del intestino y daño renal duradero. Estudios anteriores han demostrado que las personas afectadas por brotes anteriores de E. coli O157 aún presentaban efectos secundarios años después.

Aunque aún no se ha determinado la causa exacta del brote en Alberta, las autoridades han encontrado violaciones graves en las instalaciones de la cocina centralizada utilizada por las guarderías afectadas. Los expertos están pidiendo investigaciones a largo plazo y responsabilidad por este brote en particular.

Publicidad

Comparte esto en:

Publicaciones Similares

Deja un comentario