Publicidad
Comparte esto en:

Operación policial descubre maltrato animal en Bétera, Valencia. Rescate.

La Guardia Civil Localizados en una casa de Valencia, 107 gallos -de los cuales 70 se encontraban en mal estado-, un perro y una guacamaya azul, todos con signos de maltrato animal. El Seprona del instituto armado tuvo que intervenir para atender a los animales.

La intervención de los animales se llevó a cabo tras un operativo en el que se registró un domicilio en la localidad de Bétera. En esta actuación, los agentes comprobaron la existencia de 107 gallos de pelea, 70 de ellos en muy mal estado y con claros síntomas de maltrato. Muchos de ellos tenían múltiples heridas, provocadas por el uso en peleas de gallos organizadas, y había una cinta de correr cerca para entrenar. Todos los animales fueron confiscados.

Publicidad

Los agentes comprobaron también la existencia de un perro y una guacamaya azul, ambos con evidentes síntomas de maltrato animal, siendo inmediatamente retirado el perro y entregado a un centro canino organizado bajo la supervisión del Ayuntamiento de Bétera. Las plumas del guacamayo jacinto incautado fueron cortadas de ambas alas y no existía documentación que acredite su propiedad legal al tratarse de una especie protegida. Por este motivo, el guacamayo fue incautado y entregado al Centro de Recuperación de Aves Exóticas del Ayuntamiento de Valencia.

Como resultado de esta acción fueron investigadas dos personas, un hombre y una mujer, de 40 y 36 años, respectivamente. En esta actuación colaboró ​​personal veterinario de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio de la Generalitat Valenciana. El caso fue entregado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Paterna.

Publicidad

El operativo policial se realizó en la localidad de Bétera, Valencia, donde se confiscaron más de un centenar de gallos de pelea, encontrando 70 de ellos en condiciones deplorables. Asimismo, se rescató a un perro y una guacamaya azul, ambos con señales de maltrato animal.

Durante la intervención, se logró detener a dos personas sospechosas de cometer delitos de maltrato animal y posesión de ejemplares protegidos. Además, se contó con la colaboración de personal veterinario de la Conselleria de Medio Ambiente en esta operación liderada por la Guardia Civil.

Las autoridades locales se encargaron de trasladar al perro a un centro de cuidado canino, mientras que la guacamaya azul fue entregada al Centro de Recuperación de Aves Exóticas, debido a la falta de documentación que acreditara su propiedad legal. El caso está siendo investigado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Paterna.

Esta intervención demuestra el compromiso de las autoridades en la lucha contra el maltrato animal y la protección de especies en peligro, reforzando la importancia de denunciar cualquier situación de este tipo para garantizar el bienestar de los animales.

Publicidad

Comparte esto en:
Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario