Fiscalía imputa a sospechosa de atacar con cuchillo a sus hijos mellizos

Publicidad
Comparte esto en:

La fiscala Rocío Celeste González imputó a una mujer de 38 años por violencia familiar, violación del deber del cuidado y abandono. Además, solicitó su prisión preventiva. La misma presuntamente maltrataba de manera sistemática a los niños, que son mellizos de 11 años, informó Édgar Medina, periodista de Última Hora.

Publicidad

La última agresión se produjo este 10 de febrero pasado, en horas de la tarde, en una vivienda ubicada en el barrio Zona Granja del kilómetro 16, distrito de Minga Guazú, Departamento de Alto Paraná.

La denuncia fue radicada inicialmente, vía celular, por un hermano mayor de las víctimas, en la Unidad Especializada en la Lucha contra la Violencia Familiar. Incluso, envío una filmación del hecho.

Inmediatamente después, una comitiva fiscal-policial acudió al lugar indicado para el procedimiento de rigor. Allí, los intervinientes conversaron con el denunciante, quien manifestó que a las 15:00 aproximadamente fue a la vivienda, donde estaba conversando con sus hermanitos. En ese momento, llegó al lugar la mujer, presumiblemente en estado de ebriedad, gritando y maltratando a los menores.

Luego, comenzó a seguirles con un cuchillo en mano y les amenazaba para que se callen. Seguidamente, les tiró una zapatilla y arrojó también un hierro. Del susto, los pequeños entraron debajo de una mesa. El hermano manifestó que ahí comenzó a filmar la escena y, acto seguido, le tomó del brazo a su madre, sacándole el arma, considerando el peligro que constituía aquello, según manifestó.

Aseguró que no fue la primera vez que su madre ataca a los niños. Refirió que justamente él y una hermana decidieron salir de la casa por la violencia que sufrían. Comentó que el papá también abandonó el hogar por sufrir violencia.

Añadió igualmente que la mujer suele abandonar por varios días a los mellizos, dejándoles sin comida. Tampoco les brinda higiene y educación, y la mayoría de las veces, los niños deben arreglarse solos y deambulan por las casas de los familiares, precisó.

Tras el incidente, la presunta responsable salió de la casa, hasta que finalmente fue detenida en la vía pública. Por disposición de la fiscala interviniente, la misma fue trasladada hasta la base de la Patrulla Caminera y sometida a la prueba de alcotest, que arrojó positivo 0,894 mg/L.

Los menores recibieron contención psicológica de parte de una profesional del Centro de Atención a Víctimas del Ministerio Público.

La identidad de la imputada se omite en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez y la Adolescencia, que prohíbe la publicación de datos que permitan identificar a los niños en situación de vulnerabilidad.


Comparte esto en:

Publicaciones Similares

Deja un comentario