Publicidad
Comparte esto en:

La extrema derecha avanza en Europa: resultados sorprendentes y preocupantes.

En las elecciones europeas en Alemania, la oposición conservadora liderada por la CDU y la CSU ganó con el 30% de los votos. El partido de extrema derecha AfD obtuvo el segundo lugar con el 15,9%.

Los malos resultados del SPD y los Verdes causaron reacciones en la oposición. Se desafía a la canciller a una cuestión de confianza en el Parlamento. Scholz y sus socios recibieron un mensaje potente de los ciudadanos, perdiendo casi 11 puntos juntos.

Publicidad

AfD marcará el escenario político en Alemania. Se enfrenta a elecciones regionales cruciales en otoño, donde podría vencer. En Europa, los ultras están reorganizándose y se espera que los alemanes tengan entre 16 y 17 eurodiputados.

En Austria, el ultraderechista Partido de la Libertad (FPÖ) obtuvo el 25,5% de los votos en las elecciones europeas, superando a los democristianos del ÖVP y a los socialdemócratas del SPÖ. Los ultras austriacos liderados por Herbert Kickl han recuperado fuerza con un discurso antiinmigración y euroescéptico.

Publicidad

El escándalo de corrupción que afectó al FPÖ en las elecciones europeas anteriores parece olvidado, con el partido recuperando terreno y aspirando a ganar las elecciones generales. En el Parlamento Europeo, los ultras austriacos obtuvieron seis escaños, apuntando a un futuro prometedor en las urnas.

Estas elecciones europeas en Alemania y Austria reflejan un avance de la extrema derecha y un desafío a las formaciones tradicionales. Los resultados marcan un cambio en el panorama político de ambos países y sugieren un posible cambio en la dirección de las políticas.

Publicidad

Comparte esto en:
Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario