Publicidad
Comparte esto en:

En misa pascual, Iglesia pidió trabajo honesto y condenó corruptos

El cardenal Adalberto Martínez celebró la misa de pascua en la Catedral Metropolitana de Asunción. En su homilía, lamentó la necesidad de los pobres y las prácticas corruptas, resaltando la importancia de alimentar a los hijos con trabajo honesto.

El Arzobispo Metropolitano pide a Dios que la corrupción y prácticas corruptas que dañan la moral nacional se conviertan en acciones honestas y solidarias, atendiendo el bien común y las necesidades de los excluidos.

Publicidad

Martínez enfatizó la importancia del trabajo honesto y el ejemplo que se les da a los hijos. Exhortó a alimentar a los hijos con pan limpio, generado por el trabajo honesto, no con pan contaminado por la corrupción y la apropiación indebida de bienes ajenos.

El cardenal hizo un llamado a los políticos y servidores públicos a no abusar del poder y a convertir el poder opresor en un poder al servicio de la comunidad. Instó a los ladrones y opresores a detener sus acciones y a cambiar su enfoque hacia servir en lugar de servirse del poder.

Publicidad

Además, Martínez expresó su deseo de que los líderes religiosos «depredadores» se arrepientan de sus acciones y lloren lágrimas de arrepentimiento. Asimismo, resaltó la importancia de cuidar la vida desde el vientre materno, protegiendo a los más vulnerables desde su concepción.

Publicidad

Comparte esto en:
Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario