Publicidad
Comparte esto en:

Destituyen comandante tras detención de militares implicados en asalto armado.

En un comunicado emitido por el Ejército Paraguayo, anunciaron la separación del cargo del general de brigada Vicente Cantero, comandante de las tropas especiales del Ejército, luego de que cuatro miembros del personal a su cargo fueron detenidos por ser sospechosos de un robo a mano armada.

Los sargentos ayudantes Andrés Fabián Ocampo Godoy, Dejesus Junio Wieller Peréz y los sargentos primeros Victor Villa y Lino Jacinto Quintana Miranda fueron detenidos en un operativo fiscal policial en San Pedro, luego de que Teodoro Valiente denunció que le asaltaron para robarle la moto y dinero en efectivo. La fiscala Lilian Ruiz intervino ante el hecho y lograron llegar hasta los sospechosos, a quienes detuvieron con varias evidencias en su poder.

Publicidad

Las investigaciones continúan para esclarecer el caso y determinar la posible participación de otros individuos en el presunto robo. Las autoridades también analizan si existe algún tipo de complicidad dentro de la institución militar, lo que ha generado preocupación en la sociedad y en el propio Ejército Paraguayo.

El general de brigada Vicente Cantero ha sido relevado de su cargo mientras se lleva a cabo la investigación correspondiente. Esta situación ha generado conmoción en el ámbito castrense y ha levantado cuestionamientos sobre los procesos de selección y formación de los miembros de las tropas especiales del Ejército.

Publicidad

El ministro de Defensa, Lucio Varela, se pronunció ante la situación y afirmó que se tomarán medidas contundentes para esclarecer los hechos y garantizar la transparencia en las filas del Ejército. Asimismo, expresó su respaldo a las autoridades policiales y fiscales que están a cargo de la investigación.

La sociedad paraguaya espera que este caso no quede impune y que se aplique la ley con firmeza, demostrando que nadie está por encima de la justicia. Las repercusiones de este escándalo han generado un debate sobre la seguridad ciudadana y la integridad de las instituciones encargadas de velar por ella.

Los familiares de los sospechosos detenidos han manifestado su sorpresa ante las acusaciones y han pedido un juicio justo y transparente para esclarecer la verdad. Mientras tanto, la ciudadanía exige respuestas y acciones concretas para fortalecer la imagen y la credibilidad del Ejército Paraguayo.

Publicidad

Comparte esto en:
Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario