Publicidad
Comparte esto en:

Conocido colono de Itapúa reclama a sus hijos por asistencia alimenticia

Una insólita denuncia se está tramitando en el Juzgado de Paz de la localidad de Obligado, Departamento de Itapúa, donde un renombrado colono de la zona entabló una demanda contra sus propios hijos por prestación alimenticia.

 Por Antonio Rolin

  

El hombre exige la manutención a sus hijos.
El hombre exige la manutención a sus hijos. Foto: Gentileza,

Se trata de don Rubén Luis Franz Dienstmann, de 75 años, quien tuvo que recurrir a la Justicia para exigir a sus millonarios hijos Walter Rubén Franz y Donaldo Luis Franz —este último, un conocido pastor evangélico de la ciudad de Encarnación— para que le pasen una manutención mensual, ya que los mismos lo dejaron prácticamente en la calle, según detalla la denuncia.

Publicidad

Cabe señalar que don Rubén Luis Franz, años atrás, había denunciado a sus hijos de haberlo despojado de sus multimillonarios bienes, cuatro fructíferas y productivas empresas, inmuebles, acciones, dinero en efectivo, depósitos bancarios, vehículos y otros.

Esta vez, el longevo colono y reconocido empresario —fundador, nada menos, que de la Cooperativa Colonias Unidas— demandó a sus hijos Walter Rubén y el pastor Donald Franz por “asistencia alimenticia de adulto mayor”, ya que asegura que lo despojaron de sus bienes dejándolo prácticamente en la ruina.

Publicidad

Lo increíble del caso es que los hoy demandados, sin ningún ápice de vergüenza y responsabilidad por su progenitor, se niegan rotundamente a asistir a su padre e incluso, expresaron en la audiencia de conciliación que no tenían ánimo conciliatorio con su padre y exigen una salida judicial al caso.

Al respecto, la abogada Mariela Rivarola, representante legal de septuagenario hombre, manifestó que, ante la inexplicable postura de los hijos de don Rubén Luis, están aguardando que la jueza Claudia Florentín fije provisoriamente alguna suma de dinero para su cliente o abre la causa a prueba.

La profesional subrayó que los hoy denunciados —Walter Rubén Franz y Donaldo (Donald) Luis Franz, conocido pastor evangélico de Encarnación— poseen una enorme solvencia económica y no se explica bajo ningún sentido la negativa de los mismos de asistir a su propio padre.

Cabe agregar que don Rubén Luis Franz Dienstmann había señalado —a un medio de las Colonias Unidas— que le asoció a sus hijos en las cuatro empresas que fundó: Comercial Palmera SA, Jabes SA, AFIP SA y Ruel SA. Incluso, les cedió parte de las acciones, además de firmarles un poder post mortem. Sin embargo, los mismos lo despojaron y se apoderaron en partes iguales de la totalidad de los bienes, incluso, de la casa donde vive el mismo.

Don Franz había expresado también que sus hijos no le hablan y que, en especial, le rompió el corazón la actitud de Donald —quien sigue el camino de Dios como pastor—, aludiendo que se había olvidado del cuarto mandamiento, honrar al padre y a la madre.

Publicidad

Comparte esto en:
Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario