Publicidad

El titular del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas respondió a cuestionamientos de representantes de gremios de la producción que alegan que un proyecto de ley contra la producción ilegal de semillas atenta contra los derechos de los productores. Según el titular del servicio, algunas empresas falsifican semillas, lo cual dificulta la inversión en genética en Paraguay. La ley actual data de 1994 y necesita actualizarse ante nuevos avances técnicos y científicos. Además, se enfatizó que el proyecto de ley no perjudica a los pequeños productores, ya que la comercialización de semillas no certificadas genera evasión de impuestos.

Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario