Policías tendrán pastores evangélicos en la institución

Asignarán como líderes a efectivos que pregonan en comunidades.

Patricia N. vivía desde hace cuatro años en una familia disfuncional, con un padre alcohólico y un hermano que se iniciaba en las drogas. Encontró refugio siguiendo a unos vecinos evangélicos y ahora con su marido asiste a una iglesia de esa religión.

Para ella, es correcto que la Policía Nacional abra un espacio evangélico que atienda a los agentes, porque están expuestos en su día a día y necesitan consejos.

“Está bien que haya un lugar donde les pueda hablar una persona con experiencia”, dijo.

La Dirección de Capellanía Evangélica fue creada la semana pasada, mediante resolución, por el Comandante interino Francisco Resquín.

Policías pastores

“Se van a buscar policías que ya son pastores en sus comunidades. Tiene que ser un Comisario Principal evangélico el jefe”, afirmó la Comisaria Nilda Estigarribia, de la Dirección de Bienestar Policial.

La sede estará ubicada sobre la calle Chile 1091, casi Manduvirá, en Asunción. “También tienen que ver la infraestructura, porque este edificio ya es antiguo”, comentó.

La ley ya estipulaba

La ley 5757 del 2016 establece la creación de una capellanía católica y otra cristiana, afirmó a su turno la Dra. Luz Núñez, asesora jurídica de la Policía Nacional.

“Paraguay, como un estado de derecho, es laico y tenemos que respetar las diferentes profesiones religiosas que comulgan los integrantes de la Policía”, dijo.

Mencionó que no se puede saber cuántos agentes profesan cada religión, porque eso no se digita en un país libre. “La contención espiritual, siempre que sea lícita, es importante para que el policía pueda sentirse realizado en su institución”, concluyó.

Gasto religioso

El Estado desembolsa aproximadamente US$ 1.800.000 al año para el funcionamiento del Obispado Católico y la Capellanía Evangélica de los militares y policías, según las nóminas de funcionarios del 2019.

Patricia N. comentó que también hay empresas que tienen consejerías. “Cubren lo que hace un psicólogo pero más en lo espiritual. Por ejemplo, hay una pelea y el pastor interviene y así se crea un buen ambiente laboral”, dijo.

EXTRA

COMENTARIOS

LO ULTIMO