Publicidad

El secuestro más largo del Paraguay se registró hace exactamente diez años. El 5 de julio del 2014, Edelio Morínigo fue llevado a la fuerza por miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Desde hace una década sus familiares siguen esperando información concreta sobre el suboficial pero hasta ahora no existió una confirmación sobre su estado.

Edelio y sus amigos fueron llevados a uno de los campamentos del grupo y luego los criminales decidieron liberar a todos, salvo al joven suboficial que en eso tenía 25 años y que solo un día antes había visitado a sus padres en Arroyito para avisar que volvería el domingo para almorzar con ellos. “El día del secuestro nos cambió totalmente nuestra vida. Nunca más tuvimos normalidad porque estamos en incertidumbre, en la espera, esa angustia nunca para. Pido perdón si es que yo fallé con los secuestradores en algo, que me perdonen y que me digan por lo menos dónde enterraron los restos de mi hijo si es que ya murió. Necesito saber qué pasó de él”, había dicho en una ocasión su madre, Obdulia Florenciano.

Publicidad

A lo largo de estos 3.653 días de su secuestro, cada 5 de julio los familiares de Edelio organizaban una marcha pero en esta ocasión solo realizarán una misa, esto porque su padre, Apolonio Morínigo, no puede movilizarse por una enfermedad. Ante esta fecha, Obdulia Florenciano lamentó una vez más que nada se sepa sobre el paradero de su hijo.

Publicidad

Publicaciones Similares

Deja un comentario