ADN descifra los secretos de sacrificios infantiles mayas en Chichén Itzá

ADN descifra los secretos de sacrificios infantiles mayas en Chichén Itzá
Publicidad
Comparte esto en:

Un descubrimiento en Chichén Itzá revela nuevos hallazgos sobre sacrificios mayas

En 1967, trabajadores descubrieron una cueva subterránea con huesos humanos en Yucatán, México, desencadenando un enigma que persiste en la cultura maya. Ahora, un estudio de ADN revela secretos sobre más de 100 víctimas sacrificadas en la ciudad maya.

Publicidad

Chichén Itzá, epicentro de la civilización maya, ha sido objeto de intensas investigaciones. En su complejo religioso se halló la cueva de la cultura, donde se encontraron huesos humanos. Un nuevo análisis arroja luz sobre estos macabros hallazgos.

El paleogenetista Rodrigo Barquera lideró una investigación que analizó restos de niños sacrificados en Chichén Itzá. Los resultados revelaron que todos eran menores de entre tres y seis años, sacrificados a lo largo de cinco siglos. El estudio se publicó en la revista Nature.

Publicidad

Los investigadores descubrieron que entre los sacrificados había pares de gemelos, sugiriendo un ritual en honor a los héroes gemelos de la mitología maya. Los análisis también revelaron vínculos familiares entre las víctimas, profundizando el misterio de los sacrificios en la civilización maya.

El estudio desveló que los sacrificados no presentaban signos de violencia física, lo que refuerza la teoría del sacrificio ritual. Además, el análisis de la dieta sugiere que las parejas de niños sacrificados recibieron los mismos cuidados y nutrición antes de su muerte, que coincidía con periodos de escasez.

Este descubrimiento arroja luz sobre prácticas culturales ancestrales de los mayas, demostrando la complejidad y significado de los sacrificios humanos en Chichén Itzá. Los investigadores advierten sobre contextualizar estos eventos en la época en que ocurrieron, evitando juzgar con la moralidad actual.

Publicidad

Comparte esto en:

Publicaciones Similares

Deja un comentario