Siguieron a amante de Bonitao para lograr capturarlo

La captura y posterior expulsión del Paraguay del máximo jefe del PCC en la frontera, Giovanni Barbosa Da Silva, alias Bonitão, se produjo gracias al seguimiento que se le hizo desde Brasil a dos de sus mujeres. Una está embarazada y la otra es dueña de la camioneta que usaba el capo.

El líder de la facción Primer Comando da Capital (PCC), Barbosa, de 29 años de edad, fue apresado el sábado a las 22:20 cerca de la Laguna Ponta Porã de Pedro Juan Caballero, por policías del Departamento de lucha contra el Crimen Organizado que venían siguiendo los rastros de la camioneta en la que se movilizaba el criminal, de la marca Chevrolet Trailblazer, del año 2021, con chapa paraguaya AAES 989.

Giovanni Barbosa Da Silva, alias Bonitão (encapuchado), antes de ser expulsado del Paraguay.

El automotor fue identificado en el allanamiento que hizo la Policía el 30 de noviembre último en el complejo Blue Lagoon Amambay de Pedro Juan Caballero, donde supuestamente estuvo escondido “Bonitão” antes y después de que secuestraran, asesinaran y enterraran en una fosa común de la misma ciudad a cuatro miembros del clan Jamil, entre ellos dos sobrinos del veterano mafioso Fahd Jamil Georges.

Los cadáveres fueron desenterrados el 26 de noviembre del año pasado. 

El clan Jamil era el último obstáculo para que Barbosa “Bonitão” se convirtiera en el patrón de la frontera. En el allanamiento en Blue Lagoon, los agentes requisaron documentos de la camioneta Chevrolet, que figura a nombre de la paraguaya Jessily Gabriely González Bulka, de 20 años, hija del supuesto sicario y asaltante fronterizo Álvaro González Cañete, de 61 años, alias Mbarakaja Hû. Este último había sido herido en un atentado en 2015, época en la que ya era considerado un colaborador del PCC.

Justamente, el seguimiento que hizo la Policía Federal del Brasil a Jessily permitió saber que ella es una de las mujeres del citado capo del PCC. 

Supuestamente, Jessily es la mujer que estaba con “Bonitão” el 20 de diciembre pasado en São Paulo, Brasil, cuando el criminal fue perseguido por el grupo ROTA de la Policía Militar.

Este escuadrón llegó a ubicar al delincuente a través de informes de la Policía Federal, que a su vez trabaja con la Policía Nacional de Paraguay. Barbosa eludió esa vez la inminente captura, al provocar un choque en cadena y escapar a pie en medio de la confusión.

El criminal estaba en un auto Hyundai HB20, con matrícula brasileña ESG 8C47. Desde ese momento, se sabía que “Bonitão” indefectiblemente iba a pretender llegar de nuevo a la frontera, para escapar del acecho de las Policías brasileñas y para reencontrarse con Jessily u otra de sus mujeres, una de ellas una tal Yennifer María Centurión, de 26 años, identificada en escuchas telefónicas realizadas en Brasil. 

Efectivamente, hace unos días, los policías brasileños avisaron que “Bonitão” se habría reunido de nuevo en Pedro Juan Caballero con una de sus mujeres, pero no se sabía con cuál. A partir de allí, se planeó la operación de captura. Justamente, Barbosa fue atrapado cuando estaba a bordo de la camioneta registrada a nombre de Jessily, aunque Yenifer habría sido la que fue a visitarlo cuando estaba en la sede de Investigaciones. 

Foto del perfil

Yennifer María Centurión

Jessily Gabriely González Bulka.

Jessily Gabriely González Bulka

Fuente ABC Digital

TEMA RELACIONADO

Incendian vehículo de una joven en Pedro Juan

20 abr 2018

Incendian automóvil de una joven en PJC - Frontera Seca News

Guerra contra el PCC; ciudadanía teme represalias en la frontera

La captura y posterior expulsión del líder máximo de la organización criminal en la frontera, más la ejecución balazos de siete de sus miembros ocurrido en la noche de ayer de parte de efectivos policiales en la ciudad de Ponta Pora, podría traer serias consecuencias en la frontera con un recrudecimiento de la violencia en especial contra los uniformados y sus familiares.

COMENTARIOS

LO ULTIMO