Guerra contra el PCC; ciudadanía teme represalías en la frontera

La captura y posterior expulsión del líder máximo de la organización criminal en la frontera, más la ejecución balazos de siete de sus miembros ocurrido en la noche de ayer de parte de efectivos policiales en la ciudad de Ponta Pora, podría traer serias consecuencias en la frontera con un recrudecimiento de la violencia en especial contra los uniformados y sus familiares.

En la capital de Amambay hay mucho miedo de que el PCC tome represalias luego del fallido intento de rescate que llevó a que Bonitao sea expulsado de nuestro país y la muerte violenta de unos siete de sus miembros en manos de la policía brasileña.

Fuentes extraoficiales hablan de que todos los participantes del operativo que terminó con la expulsión de Bonitao ya están marcados en la zona, porque supuestamente recibieron una parte del dinero solicitado y la otra parte recibirían el lunes, pero no hubo acuerdo y por eso todo termino en una discusión y posterior balacera.

Aún se desconoce el número exacto de bandidos que participaron en aquel ataque, pero según las imágenes de circuito cerrado, la policía estima al menos 40 personas y se utilizaron al menos 30 rifles. Los delincuentes también usaban chalecos antibalas y algunos usaban cascos anti balísticos.

De acuerdo a fuentes policiales, en la frontera estarían más de 500 miembros activos del Primer Comando de la Capital,  fuertemente armados y con ganas de vengar la muerte de sus compañeros y por sobre todo castigar a quienes detuvieron y luego expulsaron al líder máximo de la organización en el país.

Redacción FSN

TEMA RELACIONADO

Siguieron a amante de Bonitao para lograr capturarlo

La captura y posterior expulsión del Paraguay del máximo jefe del PCC en la frontera, Giovanni Barbosa Da Silva, alias Bonitão, se produjo gracias al seguimiento que se le hizo desde Brasil a dos de sus mujeres. Una está embarazada y la otra es dueña de la camioneta que usaba el capo.

COMENTARIOS

LO ULTIMO