Autores de megaasalto en Caazapá habían pedido Cobertura Policial

Autores del megaasalto perpetrado el pasado 31 de agosto en Caazapá, donde “piratas del asfalto” se apropiaron de G. 1.300 millones de la Empresa Distribuidora Cardozo, habían pedido “cobertura policial”. El subjefe y el jefe de la Comisaría Primera de Caazapá fueron informados por los propios delincuentes dos meses antes, pero no comunicaron al Ministerio Público.

De acuerdo a documentación de la Fiscalía, se verificó el cruce de llamadas de Derlis Benítez Villagra y sus cómplices en que se encontró el número de teléfono de Crispín Brizuela, subjefe de la Comisaría Primera de Caazapá, y de personas ligadas a la Gobernación de dicho departamento.

Según la declaración testifical, el suboficial Brizuela fue informado dos meses antes sobre el plan de asalto. “Vinieron a plantearme que iban a hacer el golpe, querían hablar con el director. Escuché su versión. Derlis tiene su casa a una cuadra nomas de la comisaría. Evidentemente, le dije que yo jamás en la vida iba a permitir o darle permiso para hacer una barbaridad dentro de nuestra jurisdicción”, relató hoy Brizuela.

Consultado acerca de si comunicó lo sucedido, respondió: “Comuniqué a mi superior, el jefe de la comisaría, oficial inspector Carlos Ferreira”, dijo, pero afirmó que no comunicaron al Ministerio Público.

La declaración de Brizuela indica que dos meses antes fue comunicado sobre el asalto por el propio Benítez Villagra, quien lo subió a su automóvil para comentarle. Luego, cinco días antes del atraco, volvió a llamarle por teléfono para insistir con el pedido de cobertura policial.

Ante la consulta de por qué no detuvo a Benítez Villagra tras el segundo aviso, Brizuela dijo que “reconoce” su error al no haber realizado un informe al respecto e informar al Ministerio Público

“Nosotros no creímos que iban a hacer eso. Jamás de la vida la Policía le iba a dar permiso o se va a involucrar con un feroz bandido”, alegó.

Confirmó que existe orden de detención contra otros dos jóvenes involucrados: Marcos Antonio Espínola y su hermano Wilson Espínola.

Declaración testifical, no indagatoria

Por su parte, el fiscal Marcelo Ramírez, quien inicialmente estuvo encargado del caso, confirmó el cruce de llamadas y que los dos jóvenes siguen prófugos. Ante la consulta de por qué se le tomó a Brizuela declaración testifical y no indagatoria, señaló: “No significa que no se le va a hacer la declaración indagatoria, se está analizando la carpeta. Ahora estoy recusado en esa causa; seguro el colega va a hacer la investigación”.

“Esa es la primera investigación que se tuvo, en el cruce de llamadas ya se tiene algunos datos, pero en ese ínterin yo fui recusado”, añadió

El fiscal César Martínez es quien actualmente lleva la causa, según confirmó Ramírez.
 

COMENTARIOS

LO ULTIMO